lunes, 15 de enero de 2018

Aucan Huilcaman: “Al Papa le exigiremos ¡verdad y justicia para la Araucanía!”

El werken del Consejo de Todas las Tierras, adelantó detalles de la actividad que realizarán el próximo 17 de enero en el cerro Ñielol durante la estadía de Francisco en la Araucanía. “queremos que pida perdón y que impulse una indemnización por los crímenes cometidos en contra del pueblo Mapuche”, señaló.


Claudio Medrano

 “El perdón que ha manifestado la Iglesia Católica y la propia Presidenta ha sido una forma de omitir su responsabilidad institucional en el crimen de genocidio contra el pueblo Mapuche y eso resulta inaceptable”, afirmó el werken del Consejo de Todas las Tierras, Aucan Huilcaman, quien anunció que solicitarán al Papa que impulse una indemnización por los abusos que ha sufrido, durante la historia, este pueblo originario.

Posicionamientos indígenas ante visita del papa Francisco


Por Jorge Agurto

El Observatorio Romano
Servindi, 15 de enero, 2018.- A pocas horas de que el papa Francisco inicie su periplo por Chile y Perú y tome contacto directo con poblaciones originarias se advierten tres posturas indígenas frente a él, y que podríamos calificar de manera gruesa como: la "dócil", la "negociadora" y la "rebelde".
Para efectos didácticos, la clasificación de las posturas se hace a fin de clarificar las diferencias. No es que exista una posición dócil o una rebelde al 100 por ciento. De algún modo, todos tienen un perfil de negociación en mayor o menor grado.

De lo que se trata es de advertir posturas políticas frente al papa Francisco desde la perspectiva de fortalecer la agenda propia de los pueblos indígenas. Este es el criterio de clasificación.

lunes, 8 de enero de 2018

El 30% de la superficie de la Tierra estaría en situación de sequía para 2050: Revista Nature

Desierto de Namibia

 Un nuevo informe advierte que si no se toman medidas inmediatas y a gran escala para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, hasta un 30% de la superficie de la Tierra podría entrar en una situación de sequía perpetua, amenazando las provisiones de agua y alimentos para miles de millones de personas.


El informe de la revista Nature predice que la desertificación sería producto de un aumento de la temperatura promedio mundial de 2º Celsius para el 2050. Ése es el límite máximo establecido por el histórico Acuerdo de París sobre el cambio climático, firmado en 2015, que fue adoptado por todas las naciones del mundo excepto Estados Unidos, que se retiró del acuerdo luego de que el presidente Donald Trump asumiera el cargo.

martes, 19 de diciembre de 2017

Indígenas Guardianes de Bosques amenazados en Brasil




Las tierras indígenas (TI) brasileñas, "reservas" o "resguardo" en otros países, son las más protegidas en la Amazonia. Suman 22,3 por ciento del territorio y su parte deforestada se limita a 1,6 por ciento del total acumulado hasta 2016 en la región, según el no gubernamental Instituto Socioambiental (ISA).


Las unidades de conservación, bajo protección estatal para investigación, uso limitado sostenible o reserva biológica, sufrieron pérdidas muy superiores, aunque en proceso de fuerte reducción en los últimos años.

La ampliación de esos dos instrumentos de preservación sería decisiva para que Brasil cumpla su contribución determinada a la mitigación del cambio climático, de una reducción de gases del efecto invernadero en 43 por ciento hasta 2030, con base en las emisiones de 2005, que alcanzaron 2.030 millones de toneladas.

Pero la deforestación en reservas indígenas demarcadas en la Amazonia aumentó 32 por ciento en el último año forestal, de agosto de 2016 a julio de 2017, en comparación con el período anterior, a contramano de la reducción de 16 por ciento que hubo en toda la región, conformada por nueve estados.

Es poco en términos absolutos, pero tiene otros efectos dramáticos. "Están destruyendo nuestra cultura, nuestra conciencia y nuestra economía al destruir nuestros bosques, que defendemos porque es nuestra vida y nuestra sabiduría", protestó Almir Narayamoga Suruí, un líder del pueblo suruí en la TI Siete de Septiembre, donde viven cerca de 1.400 indígenas, en el noroeste brasileño.

La destrucción es provocada por extractores de madera y "garimpeiros" (mineros informales) de oro y diamante que invadieron la tierra suruí desde comienzos de 2016.

Las denuncias e informaciones ofrecidas por los indígenas no han obtenido respuestas del gobierno, cuestionó Almir Suruí, que se hizo internacionalmente conocido por usar, a partir de 2007, la tecnología de Google Earth para monitorar tierras indígenas con el objetivo de evitar invasiones y deforestación.
Mayor participación exigen grupos indígenas en la COP23

El 12 de octubre, Carol Jagio González salió del caserío en el Vaupés donde vive con su familia, el pueblo cubeo. Le tomó tres días llegar a Fráncfort (Alemania), donde la esperaba un autobús que compartiría con otros 19 indígenas que llegaron desde tupidas selvas de Latinoamérica, Indonesia y África para recorrer, durante un mes, todo el continente europeo. Su objetivo era gritarle al mundo: “Si nosotros, los guardianes del bosque, no somos los protagonistas, ¿entonces quién?”.

Los pueblos indígenas apenas reciben el 2% del dinero que se invierte en materia de Cambio Climático. Desde Alemania, donde se llevó a cabo la Cumbre del Clima, piden más representación, protagonismo y financiación.

Si bien cada año los pueblos indígenas participan en las Conferencias de las Partes sobre Cambio Climático (COP) como una voz alterna, “este año no quisimos solamente venir a hacer eventos, sino que antes de la COP quisimos reunirnos con quienes realmente negocian para que hicieran presión a favor de las comunidades indígenas”, le dijo Carol González a El Espectador. Para ellos, “no es justo que se esté buscando soluciones al cambio climático y no se esté pensando en cómo proteger a los verdaderos cuidadores de los bosques, que somos nosotros, los indígenas”.
Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Debrah Lawrence es profesora de ciencias del medio ambiente de la Universidad de Virginia y ha dedicado toda su carrera científica al estudio de los bosques. Está segura de que sin ellos, la batalla contra el cambio climático está perdida. “Los bosques son un embudo que absorbe el 30 % del dióxido de carbono que los humanos ponemos en las atmósfera cada año. Conservarlos implica cumplir un tercio de los Acuerdos de París”. Años de análisis de datos la llevaron a concluir que su sola existencia enfría la franja del Ecuador unos 2 ºC y que regulan las lluvias en los territorios aledaños a ellos.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Indígenas de Perú reubicados no se adaptan a su nuevo hogar

3 de octubre 2017. REUTERS. Mariana Bazo.

Nueva Fuerabamba, al sur de Perú fue construida para albergar a unas 1.600 personas que abandonaron su aldea y tierras de cultivo debido a las pretensiones de la empresa MMG quienes explotan una enorme mina de cobre a cielo abierto. El nuevo pueblo cuenta con calles pavimentadas y casas con electricidad y agua potable, para los indígenas quechuas que ahora viven allí.


En el acuerdo entre la comunidad y la empresa, se ofrecieron empleos y compensaciones suficientes como para que algunos habitantes ya no trabajen mas durante un largo tiempo; no obstante el trato no ha traído la armonía que buscaban los aldeanos y MMG Ltd filial de China.

Las Bambas. Reuters.
En Perú, segundo mayor productor mundial de cobre, zinc y plata, diversas comunidades de indígenas y campesinos se han rebelado contra una industria que amenaza su forma de vida y se apropia de sus recursos. 

GTAI participó en el Foro Regional de Diálogo Constructivo 2017: recursos naturales, territorio y Democracia
Representantes de organizaciones no gubernamentales,  dirigentes sociales y líderes comunitarios de  nueve países de América Latina y cuatro regiones colombianas, se reunieron en Bogotá entre el 17 y el 19 de octubre para intercambiar experiencias en torno a la transformación de conflictos mediante el diálogo. Se trataron temáticas de impacto socioambiental para la región, incluyendo la defensa de los derechos humanos de los grupos y comunidades más expuestas y vulnerables.

En el foro se instalaron cinco mesas de trabajo, en las que se discutieron diversas  cuestiones como las conflictividades en actividades extractivas, recursos hídricos, tierras, y derechos humanos y víctimas.

Asistieron diversos actores de la sociedad civil como líderes indígenas, defensores de derechos humanos, destacando la participación del Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI), la Organización Nacional Indígena de Colombia, así como personalidades de la política colombiana, exguerrilleros de las FARC, entre otros.